Yakarta. El crecimiento económico mundial probablemente será más débil de lo que se esperaba previamente, dijo el martes la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, debido a una recuperación más lenta en las economías avanzadas y a una mayor desaceleración en los países emergentes.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, también instó a economías emergentes como Indonesia a "estar atentas a los efectos secundarios" de la desaceleración de China, condiciones financieras globales más estrictas, y las perspectivas de un alza de tasas de interés en Estados Unidos.

"En general, esperamos que el crecimiento mundial siga siendo moderado y probablemente más débil de lo que esperábamos en julio pasado", dijo Lagarde en un discurso preparado al comienzo de una visita de dos días a la capital de Indonesia.

El FMI dijo en julio que preveía un crecimiento mundial del 3,3% este año, ligeramente por debajo del 3,4% del año pasado.

Lagarde dijo que la economía de China se está desacelerando, aunque no de forma brusca o inesperada, ya que se está ajustando a un nuevo modelo de crecimiento.

"La transición hacia una economía más basada en el mercado y la superación de los riesgos acumulados en los últimos años es compleja y podría estar llena de baches", dijo.

"La transición hacia una economía más basada en el mercado y la superación de los riesgos acumulados en los últimos años es compleja y podría estar llena de baches", dijo.

"Dicho esto, las autoridades tienen las herramientas políticas y amortiguadores financieros para gestionar esta transición", agregó.