Madrid. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que el déficit público español se reduzca el 6,0% del PIB en 2012 y al 5,7% en 2013, incumpliendo el compromiso de reducción que España ha contraído con Bruselas.

En su informe fiscal de 2012, divulgado este martes, el FMI empeoró notablemente sus expectativas para el déficit fiscal español desde su informe anterior, de septiembre, cuando había previsto un saldo negativo del 0,9% en 2012 y del 1,3% en 2013.

El gobierno español espera terminar este año con un déficit del 5,3% y bajarlo hasta el 3% del PIB en 2013.

En su informe, el FMI, dijo que España ha efectuado recortes más severos de los que hubiera sido recomendable, después de que el gobierno anunciara, en sus Presupuesto para 2012, unas medidas complementarias al paquete de consolidación fiscal de finales de 2011, en un esfuerzo para alcanzar el objetivo de déficit del 5,3% en 2012.

"El nuevo objetivo de déficit pretende, comprensiblemente, una muy amplia consolidación, y es apropiado en términos generales, aunque hubiera sido preferible un ajuste levemente más moderado que se acomodase mejor al desarrollo cíclico (de la economía)", señaló el FMI.

El FMI no prevé que la economía española siga en déficit hasta por lo menos el año 2018, tras pronosticar que el déficit se irá reduciendo gradualmente desde un 5,2% en 2014 hasta un 4,1% en 2017.