Washington, EFE. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este martes una revisión a la baja de su previsión de crecimiento de la economía brasileña para 2013, un año en el que estima que el gigante sudamericano incrementará un 3% su PIB, cinco décimas menos que lo estimado en enero.

En su informe "Perspectivas Económicas Globales", el FMI confirmó la mejoría brasileña para el presente ejercicio después de la desaceleración registrada en 2012, cuando las políticas de estímulo fracasaron a la hora de incentivar la inversión privada, pero moderó su proyección.

"La contracción de la demanda podría limitar el ritmo de crecimiento a corto plazo", indicó el documento del organismo internacional.

En la actualización anterior de su informe de perspectivas, publicada en enero, el FMI fijó en un 1% el aumento del PIB brasileño en 2012 y previó un incremento del 3,5% para 2013.

Los nuevos datos de abril reflejaron que el PIB de ese país subió un 0,9% el año pasado y aumentará un 3% al término del actual.

El crecimiento para 2013 reflejará, según el FMI, el impacto aplazado de las políticas financieras para facilitar la inversión privada así como el efecto en la economía de la reducción de los tipos de interés.

La inflación estimada para este año es del 6,1%, frente al 5,4% en 2012, mientras que la tasa de desempleo estará en un 6% este año, medio punto más que en 2012.