Washington, Xinhua. La política monetaria ha desempeñado un papel clave para ayudar a contener la crisis de deuda de la eurozona y para apoyar el crecimiento en las economías avanzadas, pero no debe ser la única herramienta de política para revivir el crecimiento económico, dijo el vocero en jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice.

Las medidas tomadas por el Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal de Estados Unidos y otros bancos centrales en las economías avanzadas han desempeñado un papel "apropiado e importante" para que la economía mundial retome la recuperación, dijo Rice a reporteros en una sesión de información regular del FMI.

Sin embargo, "la política monetaria de ninguna manera es el único elemento" y hay otras áreas importantes para los esfuerzos de reforma, agregó.

Desde que inició la crisis financiera global y la crisis de deuda de la eurozona, los bancos centrales en las economías avanzadas han presentado rondas de medidas de flexibilización monetaria poco convencionales, incluyendo programas de compra de bonos en gran escala. Algunos expertos temen que la enorme cantidad de liquidez ocasionada por estas medidas podría aumentar la presión inflacionaria en el futuro y aumentar la inercia para adoptar duras reformas estructurales en dichos países.