El Fondo Monetario Internacional recortó el pronóstico de crecimiento económico de México para este año así como para el 2016 y resaltó entre los riesgos una expansión menor a la prevista de sus socios comerciales y el regreso de la volatilidad financiera global.

Al publicar este martes el resultado de la consulta del Artículo IV de 2015, el organismo dijo que rebajó a 2,25% el pronóstico de expansión de este año, desde el 2,3% que proyectaba en octubre, y para el 2016 lo recortó a 2,5% desde 2,8%.

La disminución obedece a la integración en los cálculos del FMI de los criterios económicos del presupuesto mexicano de 2016, recién aprobado por el Congreso, dijo Dora Iakova, jefa de división del departamento del hemisferio occidental del Fondo en una conferencia telefónica.

El FMI también dijo que el ritmo actual de intervención en el mercado cambiario no es sostenible en el mediano plazo.

Desde hace casi un año, las autoridades financieras locales han subastado unos US$23.000 millones en el mercado cambiario para garantizar su liquidez y tratar de contener la depreciación del peso frente al dólar por la incertidumbre que ha generado el próximo movimiento de la Reserva Federal de Estados Unidos.

No obstante, México cuenta con unas reservas internacionales que rondan los US$174.000 millones y una línea de crédito flexible con el FMI por alrededor de US$70.000 millones.