Washington. El Fondo Monetario Internacional redujo este lunes su proyección para el crecimiento económico global en el 2013 y advirtió que la situación podría empeorar si las autoridades europeas no toman medidas a la velocidad necesaria para detener la crisis.

En un informe sobre la salud de la economía mundial, el FMI también señaló que la capacidad productiva en varias economías emergentes, entre ellas China, India y Brasil, podría ser más baja de lo estimada previamente y que el crecimiento sería decepcionante.

El Fondo espera ahora que la economía mundial crezca un 3,9% el año que viene, menos que la tasa de 4,1% que había proyectado en abril. Para el 2012, mantuvo su pronóstico en una expansión del 3,5%.

Además, redujo su proyección para las economías emergentes este año y el próximo, estimando crecimientos del 5,6% y del 5,9%, respectivamente. Ambas cifras son 0,1 puntos porcentuales menores que las estimadas en abril.