El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó el lunes al alza su previsión de crecimiento global para 2018 y 2019, destacando los efectos de los recortes de impuestos en Estados Unidos que elevarán la inversión en la principal economía mundial y ayudarán a sus mayores socios comerciales.

En su nuevo Panorama Económico Mundial, el FMI advirtió de que el crecimiento estadounidense podría debilitarse después del 2022, luego que expiren los incentivos temporales al gasto de los recortes impositivos.

Los recortes tributarios posiblemente ampliarán el déficit de cuenta corriente de Estados Unidos, fortalecerán al dólar e impactarán en los flujos de inversión internacional, dijo el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld.

El presidente estadounidense, Donald Trump, promulgó una extensa reforma tributaria de US$1,5 billones en diciembre, consolidando su mayor victoria legislativa desde que llegó al poder el año pasado.

El paquete impositivo, derivado del cambio más significativo al código tributario estadounidense desde la década de 1980, recortó la tasa tributaria a las empresas al 21%, desde el 35%, y redujo temporalmente la carga fiscal para la mayoría de las personas.

"Se estima que el crecimiento estadounidense será positivo hasta el 2020", indicó, y advirtió que después de los 2022 los recortes de impuestos provocarán una desaceleración de la expansión por algunos años.

La economía estadounidense ha estado mostrando un crecimiento anualizado constante, aunque por debajo de lo esperado, desde la última recesión del 2007 al 2009.

El FMI elevó su pronóstico de expansión económica mundial a un 3,9%, tanto para el 2018 como para el 2019, un aumento de 0,2 puntos porcentuales respecto de su última estimación, publicada en octubre.

También dijo que la actividad económica en Europa y Asia fue sorpresivamente más robusta de lo esperado el año pasado y que calcula que el crecimiento mundial en 2017 llegó a un 3,7%, un incremento de 0,1 punto porcentual frente a las proyecciones de octubre.

"Se espera que los cambios a la política tributaria de Estados Unidos estimulen la actividad y que el impacto de corto plazo en ese país esté liderado en su mayoría por la respuesta en la inversión al recorte de impuestos a las empresas", dijo el FMI en su reporte, publicado en los márgenes del Foro Económico Mundial que empieza esta semana en Davos, Suiza.

"Se estima que el crecimiento estadounidense será positivo hasta el 2020", indicó, y advirtió que después de los 2022 los recortes de impuestos provocarán una desaceleración de la expansión por algunos años.

El FMI espera además que la economía estadounidense se expanda un 2,7% en 2018, más que el avance de un 2,3% estimado del año pasado. El crecimiento del país norteamericano se desacelerará en 2019 a un 2,5%, declaró.