Washington. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el sábado que revisará el presupuesto y prospectos económicos de Pakistán tras las catastróficas inundaciones, a través de conversaciones con funcionarios del gobierno que empezarán el lunes.

El ministro pakistaní de Finanzas, Abdul Hafeez Shaikh, viajó a Washington con otros funcionarios de Islamabad para las charlas con el FMI, que también serán una oportunidad para hablar directamente sobre ayuda con Estados Unidos.

Las charlas del FMI se enfocarán en el futuro del programa de US$10.000 millones acordados el 2008 para Pakistán, fondos que ya eran escasos antes de las inundaciones.

El desastre empeorará los problemas económicos de Pakistán, mientras el gobierno busca lidiar con más de 4 millones de personas desplazadas, además del extenso daño a cultivos e infraestructura.

"La escala de la tragedia significa que el presupuesto del país y los prospectos macroeconómicos, que son apoyados por un programa financiado por el FMI, deberán ser revisados", dijo en un comunicado Masood Ahmed, director de la entidad para Oriente Medio y Asia central.

También señaló que las conversaciones evaluarán el impacto económico de las inundaciones, las medidas necesarias para responder a los daños y formas en que el FMI podría ayudar.

Pakistán dijo la semana pasada que las inundaciones llevarían al país a perder su meta de crecimiento del 4,5% del PIB. El gobierno buscaba lograr un 4 por ciento del PIB para el año fiscal 2010/2011.