La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo que la recuperación mundial de la economía “es desequilibrada entre regiones”, y que se necesita proteger a la gente a partir de la creación de empleos.

Tras apuntar que la economía mundial está creciendo a tres velocidades, y es indispensable que el ritmo de crecimiento se unifique, Lagarde señaló que el FMI está trabajando en diferentes alternativas y programas que permitan combinar ajustes fiscales en el mediano plazo, con la necesaria generación de empleo, para reducir el efecto de la pobreza en el mundo.

Respecto a la reforma del FMI y la falta del voto estadounidense, señaló que evidentemente en esta primavera no habrá una acción clara que permite equilibrar la representación del Fondo acorde con la que tiene la economía global, pero comentó que el presidente Barack Obama incluyó la propuesta en el presupuesto que se encuentra bajo aprobación del Congreso de Estados Unidos y, que esperaría que dado el mandato multilateral que tiene el FMI y el aumento de la cuota, el legislativo estadounidense lo apruebe antes de que llegue la reunión de Otoño.

Por lo pronto, el presidente del G24, Luis Videgaray, hizo un llamado para que concluya la revisión de la cuota de 2010 para fortalecer la credibilidad, legitimidad y confianza en el organismo, y subrayó la importancia de no postergar la discusión para alcanzar una cuota que sirva de base para la 15 Revisión General de Cuotas que tiene como fecha límite enero de 2014, de manera que exista un realineamiento de los pesos que tienen las economías emergentes, no sólo los BRICS, sino también México.

Banco de los BRICS. Sobre la intención del grupo de los BRICS para crear una multilateral paralela al Banco Mundial, su presidente Jim Yong Kim advirtió que el planteamiento no supone la cancelación de apoyos dirigidos desde el organismo a “China, Rusia, India o Brasil”.

“No veo ningún tipo de desilusión en estos países acerca de nuestra participación”, refirió.

Argumentó que recientemente el gobierno chino solicitó al organismo su apoyo para continuar con la urbanización, y que el de India ha requerido recientemente la colaboración del BM para modernizar su infraestructura.