Las recomendaciones fueron hechas ayer por el jefe de la Misión para Bolivia del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Gabriel Lopetegui, ante las medidas que fueron anunciadas por parte del Gobierno.

El representante del FMI expresó su desacuerdo con la regulación de los precios de los alimentos masivos cuando se trata de políticas a mediano plazo, aunque considera que como acciones de corto plazo son instrumentos útiles para atender situaciones que se pueden presentar.

“Los acuerdos de precios que pueden existir me parecen instrumentos útiles para enfrentar situaciones inmediatas, pero como políticas de mediano plazo nosotros creemos que los mercados deben funcionar con reglas de juego claras y con libertad de precios, que es importante para que se dé el aumento a largo plazo en la producción”, señaló.

El 4 de junio, La Razón informó que la Ley de Revolución Productiva facultará a Emapa a regular los costos de los productos en el mercado interno para garantizar un precio y una ganancia justa tanto para el comprador como para el productor.

Norma. “El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, a objeto de garantizar el precio justo del productor al consumidor, propondrá la normativa que establezca la banda de precios para la presente campaña agrícola de los productos agroalimentarios, en el plazo de 60 días a partir de la promulgación de la presente ley”, indica la disposición transitoria décima de la ley agraria.

El representante del FMI manifestó que la manera de atender el costo social causado por los altos precios de los alimentos es implementando políticas que vayan a atender exclusivamente a los hogares vulnerables.

“Nuestra preferencia claramente está en las políticas sociales focalizadas y no tanto en la intervención en los mercados”, aseguró. Asimismo, Lopetegui dijo que las autoridades no deberían tener la facultad de regular las tasas de interés pasivas y activas del sistema financiero, y consideró que éstas deberían ser fijadas por la oferta.

“Nosotros no creemos que las tasas del sistema financiero tengan que ser controladas por la autoridad, creemos que el mercado de créditos tiene que funcionar libremente y ahí se encontrará la oferta y la demanda de créditos, y las tasas de interés se determinarán en función de las condiciones globales de la economía”, precisó el funcionario del Fondo.

Tasas. El 3 de mayo, el entonces ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Félix Rojas, anunció a La Razón que la nueva Ley de Bancos y Entidades Financieras tendrá como finalidad la regulación de las tasas de interés para préstamos y ahorros. Sostuvo que las tasas de interés “no están libradas a la libre oferta y demanda”. Tres días más tarde, el 6 de mayo, el secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Marcelo Montero, advirtió que los clientes del sistema financiero nacional serán los que perderán si el Estado regula las tasas de interés con la nueva Ley de Bancos.

Lopetegui expresó su esperanza en que la inflación este año se mantenga en niveles bajos para evitar que las tasas de interés para préstamos en la banca no registren dígitos negativos. Es necesario “asegurar la convergencia de la inflación para evitar tasas de interés reales negativas”, señala el párrafo III del capítulo de Perspectivas y Desafíos para Bolivia en el ámbito de política financiera del Fondo Monetario Internacional.

Las tareas que quedan por hacer

Desafíos
Según el FMI, el país tiene el desafío de mantener adecuados niveles de capitalización y liquidez en el sistema financiero y continuar mejorando la supervisión y regulación bancaria.

Caída
Según Lopetegui, en los últimos años hubo una clara caída en las tasas de interés que “ciertamente ha beneficiado” a la expansión crediticia a causa de la liquidez existente en la economía del país.

Tasas
La banca nacional indica que cuando se fijan parámetros en las tasas de interés y se elimina la competencia, los clientes perderán mejor atención y mejores servicios.

Municipios fijarán precios de alimentos

Los 337 municipios del país se encargarán de determinar los parámetros de costos de los productos de primera necesidad en su respectiva jurisdicción, informó ayer el viceministro de Defensa del Consumidor, Fernando Fuentes.

La medida estará incluida en la Ley de Protección al Consumidor, la que actualmente está en la fase final de su elaboración. La norma dispondrá que los municipios regulen los precios para los diferentes productos y que inicialmente establezcan los costos de los productos de la canasta familiar.

“Este tema de regular precios y de ir fijando bandas va a estar establecido en la norma y a nivel territorial van a ser los municipios los que los dispongan, en el marco de la Ley de Autonomías y Descentralización. Hasta ahora ha habido un festín en los precios, se han determinado los costos a gusto y sabor”. Adicionalmente, la Ley de Revolución Productiva facultará a Emapa a regular los costos de los productos en el mercado interno, para garantizar un precio justo tanto para el comprador como para el productor. La disposición transitoria décima de la ley señala que el Ministerio de Desarrollo Productivo fijará en 60 días una banda de precios, informó La Razón el sábado 4 de junio.