Ciudad de México. Los amplios déficits en los presupuestos de los gobiernos de América Latina amenazan con descarrilar la recuperación de la economía regional, estimó la empresa FocusEconomics.

En su revisión mensual sobre los pronósticos de la región, la firma sostuvo que los grandes saldos negativos fiscales impiden que los gobiernos estimulen sus economías y los intentos por controlar esos desequilibrios podrían desatar el descontento social.

"Por lo tanto, algunos gobiernos se están absteniendo de implementar medidas cruciales para mantener sus presupuestos bajo control a medida que se avecinan las elecciones", dijo FocusEconomics en su reporte, el cual es elaborado por la economista senior de la firma, Angela Bouzanis.

El pronóstico de FocusEconomics para el crecimiento económico de América Latina de este año permaneció sin cambios, en 2,3%, y para 2019, la firma proyectó una aceleración a un 2,7%.

De acuerdo con la firma, Bolivia y Paraguay serán los países con un mejor desempeño este año, con una expansión del 3,9% cada uno.

En contraste, en Venezuela se espera una contracción del 7,7% en 2018.

"El país (Venezuela) se encuentra en medio de una severa crisis debido a la escasez de divisas, la caída de la producción de petróleo y la hiperinflación", indicó el reporte.

Para Brasil, la mayor economía latinoamericana, el pronóstico de crecimiento quedó sin cambios en un 2,5% para 2018 y 2,7% para 2019.

En el caso de México, la segunda mayor economía regional, los cálculos también quedaron sin cambios en un crecimiento del 2,2% en 2018 y del 2,3% para 2019.

América Latina, en general, continuará con una modesta recuperación económica, favorecida por un sólido crecimiento mundial, precios más altos de las materias primas y políticas monetarias más laxas, en un entorno de menor inflación en gran parte de los países, apuntó el reporte.

El mejor desempeño económico está impulsando también el crecimiento de las importaciones después de años de moderación, lo que podría inyectar cierta presión en las cuentas externas, agregó FocusEconomics.

Según las estimaciones de diversas instituciones, la economía de América Latina terminó 2017 con su primera expansión después de dos años en zona de contracción y cuatro de desaceleración, en un esperado punto de inflexión que los expertos creen se prolongará hacia adelante.