El Fondo Monetario Internacional anunció este jueves una controvertida propuesta para impulsar la economía del planeta: ayudar a Estados Unidos a reducir sus déficits con los otros países permitiendo la depreciación del dólar.

Esta sugerencia figura en una nota dirigida a los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales de los países ricos y emergentes del G20, que se reunieron en París los días viernes y sábado pasados.

Según los cálculos de los economistas del Fondo, la tasa de cambio del dólar estaba sobrevaluada y la del euro y el yen eran "globalmente coherentes" con los fundamentos económicos, y varias monedas de países emergentes asiáticos estaban "subvaluadas", principalmente la de China.

En consecuencia, estimó el Fondo, el G20 debería permitir una caída del dólar.