Washington. El Fondo Monetario Internacional trabajará con Argentina para fortalecer su programa financiero tras un inesperado empeoramiento de las condiciones del mercado, y buscará una rápida conclusión de las conversaciones con las autoridades, dijo este miércoles su directora gerente.

"Teniendo en cuenta las condiciones más adversas del mercado internacional, que no se habían anticipado plenamente en el programa original con Argentina, las autoridades trabajarán para revisar el plan económico del gobierno", dijo Christine Lagarde en un comunicado tras hablar con el presidente Mauricio Macri.

"He instruido al personal del FMI para que trabaje con las autoridades argentinas a fin de fortalecer el acuerdo respaldado por el Fondo y reexaminar el cronograma del programa financiero", agregó.

Este miércoles, la moneda local se hundió un 7,62%, la mayor baja desde que la moneda comenzó a flotar en diciembre de 2015, y cerró en un mínimo histórico de 33,90/34,10 por dólar. En lo que va del año se ha desplomado un 45% en 2018.

Más temprano este miércoles, el presidente Macri anunció que acordó con el FMI un adelanto de fondos para garantizar el financiamiento que necesita para el año próximo y superar la turbulenta situación que atraviesa su mercado cambiario; pese a ello, los títulos públicos perdieron un 1,1% en promedio y el riesgo país saltó 36 unidades a 725 puntos básicos a las 17.10 hora local (2010 GMT).

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que los desembolsos del FMI ayudarán a reducir la incertidumbre sobre la capacidad de Argentina de cumplir con sus obligaciones y adelantó que el banco central actuará "decididamente" para reducir la volatilidad del mercado local.

"El aumento que esperamos en los desembolsos (del FMI) va a ser tal para despejar definitivamente toda duda que pueda persistir sobre la capacidad de Argentina de cumplir con su programa financiero", dijo Dujovne a periodistas.