Panamá. El Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) cumplirá con una asistencia financiera de US$184,5 millones para el desarrollo de proyectos ambientales en Centroamérica, México y Venezuela, desde 2010 y hasta 2014.

Así lo confirmó este lunes en la capital panameña el uruguayo William Ehlers, director de Relaciones Externas del GEF, durante un taller de coordinación con representantes de entidades estatales para el análisis de estrategias y proyectos ambientales.

"La idea es que los países utilicen el dinero que se les ha asignado para el manejo sustentable de bosques", que concentran una gran biodiversidad y son sumideros de carbono, puntualizó.

Ehlers sostuvo que el GEF, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y agencias del sistema de Naciones Unidas apuestan por la asistencia a favor de proyectos transformadores que involucren el desarrollo de las poblaciones indígenas en Latinoamérica.

Remarcó que en el ámbito global, el GEF ha comprometido US$4.250 millones, de 2010 a 2014, para la atención al cambio climático, diversidad biológica y degradación de la tierra en 150 países receptores de la ayuda provista por 27 países donantes.

Desde su fundación en 1990, el GEF invirtió US$10.000 millones y generó recursos de cofinanciación por más de $30.000 millones para la atención de áreas como los bosques y las aguas internacionales y para combatir los contaminantes persistentes detallados en el Protocolo de Estocolmo, reseñó Ehlers.

La iniciativa del organismo de financiamiento abarca, además, campañas relacionadas con la capa de ozono en los países de la ex Unión Soviética.

Sin embargo, la mayor preocupación ambiental es la acelerada pérdida de bosques y la degradación de la tierra en todo el orbe.

Informes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) indican que en América Latina, de 2000 a 2005, hubo pérdidas superiores a las 300.000 hectáreas por año (medidas en relación con el promedio anual de superficies registradas durante la década 1990-2000).

Únicamente, la subregión caribeña tuvo una ganancia de cubierta forestal de 54.000 hectáreas por año, advirtió la FAO.

La ministra de Asuntos de Ambiente y actual administradora de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), de Panamá, Lucía Chandeck, planteó que el foro regional de dos días convocado en la capital panameña contribuirá al financiamiento de proyectos comunitarios que tienen un impacto favorable en el ecosistema.

Chandeck precisó que los receptores de la cooperación generada por el GEF intentan fortalecer los mecanismos para la integración de los asuntos ambientales globales a planes y políticas nacionales sobre desarrollo sostenible.

El GEF es un mecanismo de financiamiento de convenciones mundiales ambientales y respalda iniciativas nacionales de desarrollo sostenible