Santiago. Los fondos de pensiones chilenos más riesgosos anotaron en 2017 su mejor rentabilidad en años, mientras que el total de activos administrados sumó un récord de más de US$210.000 millones, en un año marcado por fuertes críticas que han forzado una revisión al sistema.

El regulador del sector informó el miércoles que los rendimientos de los fondos -que se diferencian por el peso de los activos de renta fija y de renta variable, de acuerdo al perfil de riesgo y edad del trabajador- fueron los mejores desde el 2009.

Las seis administradoras privadas de pensiones (AFP) que participan en el sistema chileno ofrecen a sus afiliados cinco tipos de fondos, de acuerdo al nivel de riesgo.

Al cierre del 2017, los activos administrados sumaron un total de US$210.512 millones, un alza interanual del 9,4% para una economía cuyo Producto Interno Bruto (PIB) bordea los US$250.000 millones.

Así, los fondos "A" (Más Riesgoso) y "B" (Riesgoso) lideraron las ganancias, con rentabilidades positivas del 15,44% y 11,79%, respectivamente.

"Ambas alternativas se vieron impulsadas por el rendimiento que mostraron durante el período las inversiones en renta variable extranjera y acciones locales", dijo la Superintendencia de Pensiones.

Por su parte, el fondo "D" -conservador- y "E" -el más conservador- registraron alzas anuales del 3,09% y 1,01% cada una, debido al menor rendimiento de las inversiones en renta fija nacional, lo que fue compensado por el avance de la renta variable extranjera.

Al cierre del 2017, los activos administrados sumaron un total de US$210.512 millones, un alza interanual del 9,4% para una economía cuyo Producto Interno Bruto (PIB) bordea los US$250.000 millones.