Santiago. Los fondos de pensiones privados de Chile exigieron este martes al grupo energético Enersis cambios a su millonario plan de aumento de capital y condicionaron su apoyo a que ajuste la valorización de los activos que aportaría su matriz, la española Endesa.

Endesa apunta a capear la crisis europea y ampliar sus negocios en Latinoamérica con un millonario aumento de capital de US$8.020 millones en Enersis, pero su intención de financiar su parte de la operación aportando solamente activos ha encontrado un fuerte rechazo en Chile.

En la operación, la española Endesa aportaría los activos que posee en Latinoamérica y que no están consolidados a través de Enersis, los que valoró en US$4.862 millones.

"(Exijamos) revisar la valorización del aporte de capital no dinerario de manera de contar con opiniones alternativas", dijo el fondo de pensión (AFP) Provida -filial del grupo español BBVA- en un comunicado.

Además, condicionó su apoyo a que la determinación del precio por acción que se fije para la operación siga la misma metodología, parámetros y supuestos que los utilizados en la valorización de los activos que aportaría Endesa.

De hecho, la correduría Santander GBM aseguró en un informe que con esa valoración los suscriptores del aumento de capital pagarían un premio del 48%.

Banchile, en tanto, tasó las participaciones accionarias que entregaría Endesa un 14% por debajo de la otorgada por Enersis.

El presidente de AFP Habitat, José Antonio Guzmán, uno de los primeros que sacó la voz en contra de la operación, tenía previsto una reunión este martes con representantes de Endesa para conocer más detalles de la propuesta.

Endesa dijo este martes que está abierta a una nueva valorización de los activos que planea aportar.

Actuación en bloque. Las administradoras chilenas de pensiones poseen en conjunto 13,6% de la propiedad de Enersis, por lo que se espera que actúen en bloque en la junta de accionistas de Enersis del 13 de septiembre fijada para aprobar o rechazar el plan.

Pero las AFP han pedido una junta extraordinaria de accionistas antes de esa fecha para recabar más antecedentes.

Las AFP piden además limitar el aumento de capital a un monto "plenamente justificable" con proyectos rentables y que Endesa España declare que Enersis será su único vehículo de inversión y expansión en América Latina.

Hasta ahora, Enersis ha sido el principal brazo de inversión en América Latina de la española Endesa, que a su vez es controlada por la italiana ENEL, la eléctrica más endeudada de Europa.

Otra exigencia es que el controlador se comprometa a no apoyar el pago de dividendos extraordinarios, ni modificar en el mediano plazo su actual política de pago a accionistas, con el fin de evitar que el aporte de capital sea utilizados en pago de deuda de ENEL.

Por su parte, AFP Capital -controlada por el colombiano GrupoSura- dijo que se oponía "enérgicamente" a la propuesta de Enersis y que ejercería "las acciones legales requeridas en defensa del patrimonio de nuestros afiliados".

"Los antecedentes expuestos hasta hoy nos llevan a pensar que toda la operación se justifica únicamente por la situación de ENEL, la cual dado su nivel de endeudamiento ha debido reducir inversiones, planificar ventas de activos y acotar el pago de dividendos", añadió en un comunicado.