Nueva York. La fortuna del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, descendió US$800 millones desde 2015, de acuerdo con la revista Forbes, lo que aumenta el misterio sobre cuán rico es realmente el magnate inmobiliario neoyorquino.
Forbes cuantificó la fortuna neta de Trump en unos US$3.700 millones y achacó la causa de la bajada al declive del mercado inmobiliario de Nueva York.
Dieciocho de los 28 activos o tipos de activos que pertenecen al grupo de Trump perdieron valor, entre ellos su emblemática Torre Trump, en la quinta avenida de Manhattan, su edificio de 71 pisos en el 40 de Wall Street o su club privado Mar-a-Lago en Palm Beach, publicó el miércoles la revista.

Además de la pérdida de valor de sus propiedades, Forbes escrutó también el coste de la campaña presidencial del candidato y cuánto podrían haber afectado a sus negocios sus comentarios sobre los hispanos, valorándolo en total en unos US$150 millones.

La auténtica fortuna del candidato republicano continúa siendo una incógnita, después de que él mismo la ubicase en "más de US$10.000 millones", frente a los US$3.000 millones estimados por Bloomberg y los US$3.900 millones por Fortune.

Durante el primer debate presidencial el lunes, la candidata demócrata, Hillary Clinton, criticó a Trump por no tener agallas para publicar sus declaraciones de impuestos, las cuales podrían revelar que, o bien no es tan rico como asegura, o bien miente sobre sus impuestos.

No obstante, la respuesta de Trump, que afirmó que "no se sabe tanto de las declaraciones de impuestos", podría ser más veraz según los analistas porque sus ingresos no pueden ofrecer una estampa general del valor de sus activos, deudas y participaciones.