Davos (Suiza). El pesimismo sobre la economía ha vuelto entre los líderes empresariales mundiales, que no ven tan claro que se vaya a producir una mejora de la coyuntura, aunque los españoles son más optimistas que la media y mejoran sus previsiones de empleo.

El 39 % de los consejeros delegados españoles estima que la situación económica mejorará en los próximos doce meses.

Además, un 43% espera aumentar sus plantillas, diez puntos porcentuales más que el año pasado, según la encuesta mundial que elabora la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC) y que ha presentado hoy en el Foro Económico Mundial de Davos.

"El número de presidentes y consejeros delegados de todo el mundo que espera una mejora de la coyuntura en los próximos doce meses ha caído en el último año del 44 al 37%", añade la encuesta mundial.

Un 17% de los dirigentes empresariales encuestados, más del doble que el año pasado, estima que la actividad mundial bajará.

A nivel global, los presidentes y consejeros delegados de las compañías de economías emergentes, como India, China o México, son los más optimistas -45 %, 44 % y 42 %-, respectivamente.

Los primeros ejecutivos mundiales, sin embargo, mantienen intacta -respecto al año pasado- la capacidad de sus negocios para generar ingresos.

Estos son los resultados de la última encuesta que PwC ha elaborado con más de 1.300 entrevistas a presidentes y consejeros delegados en 77 países en el último trimestre de 2014.

El presidente de PwC, Carlos Mas, dijo que, "la encuesta viene a constatar que nos encontramos ante un escenario económico distinto al que hemos conocido hasta ahora y en el que se conjugan cifras de crecimiento modestas a nivel global, con grandes oportunidades de negocio y acontecimientos disruptivos".

Los primeros ejecutivos españoles son más optimistas que la media global -dos puntos-, aunque menos que el año pasado.

Además los consejeros delegados españoles son más optimistas que los de Francia, Italia o Alemania.

De hecho, entre los cinco grandes países de la Unión Europea, solo los consejeros delegados del Reino Unido -41%- tienen mejores perspectivas que los españoles.

A nivel global, los presidentes y consejeros delegados de las compañías de economías emergentes, como India, China o México, son los más optimistas -45 %, 44 % y 42 %-, respectivamente.

La encuesta refleja un aumento de doce puntos respecto al año pasado -hasta el 35 %- de los primeros ejecutivos españoles que esperan que los ingresos de sus compañías se incrementen en los próximos doce meses.

Esta confianza se dispara hasta el 63 % respecto a los próximos tres años.

De hecho, el 59 % de los consejeros delegados españoles encuestados cree que ahora existen mayores oportunidades de crecimiento que hace tres años.

Los máximos directivos españoles son, entre las mayores economías de la UE y después del Reino Unido, los más optimistas en materia de empleo, por delante de los alemanes (41%), franceses (40%) e italianos (36%).

Fuera de España, la confianza de los líderes empresariales sobre la evolución de sus empresas cae de forma muy relevante en los países productores de petróleo, como consecuencia del desplome de los precios registrado en los últimos meses, añade PwC.

Los ejecutivos rusos son un buen ejemplo: si el año pasado eran los más optimistas, este año pasan a ser los más pesimistas.

Algo similar sucede entre los de los países de Oriente Medio, Venezuela y Nigeria.

El 38% de los consejeros delegados globales coincide en señalar, por primera vez en los últimos cinco años, a EEUU como el mercado de crecimiento más atractivo del mundo, por delante de China (34%), Alemania (19%), Reino Unido (11%) y Brasil (10%).

Las preocupaciones de los directivos mundiales y españoles no varían significativamente y son la excesiva regulación, seguida de la falta del talento adecuado y de la incertidumbre geopolítica.

"Otras amenazas significativas son el cambio del comportamiento de los consumidores, y el alto coste de la energía y la volatilidad de sus precios y la pérdida de confianza en las empresas", según la encuesta de PwC.