Quito. Economistas ecuatorianos integrantes del Foro de Economía y Finanzas Públicas enviaron al presidente de Lenín Moreno un informe sobre la situación de las finanzas públicas del país y sugirieron reducir el gasto público y el déficit fiscal.

El economista Marco Flores, miembro de la organización autoconvocada, descartó que su planteamiento incluya ajustes de corte neoliberal y aseguró que sus pronunciamientos son técnicos.

El exministro de Finanzas, Jorge Gallardo, dijo que en el país  “ha existido un endeudamiento agresivo sin controles y sin ningún tipo de transparencia". y que en 2014 la deuda “creció explosivamente”.

En su análisis el foro marca dos etapas. Del 2000 al 2007, que corresponde a la primera fase luego de que el país asumió la dolarización y en donde hubo un manejo disciplinado de las finanzas públicas y crecimiento económico.

“Hay que encontrar caminos de reducción del gasto público, la carga tributaria es excesiva y ocasiona distorsiones enormes en la toma de decisiones, especialmente de inversión”, dijo Simón Pachano.

La segunda etapa, inicia en el año 2008 durante la administración del ex presidente Rafael Correa, en donde, según dijo, empezó el desequilibrio, principalmente, porque se permitió que el Banco Central del Ecuador (BCE) venda bonos del Estado al ministerio de Finanzas “a valor cero".

"Abrieron un hueco financiero a los balances del Banco Central de US$1.100 millones aproximadamente”, indicó Gallardo.

Cuestionó la aprobación del Código de Planificación y Finanzas Públicas en 2010 y del Código Monetario y Financiero en 2014, porque "abrieron la vía para que el gobierno esconda deuda externa y no publique el contrato de deuda, muchas de ellas se declaran reservadas, por eso no hay información de muchos tramos de la deuda".

Según Gallardo no se contabilizaron como parte de la deuda pública todos los certificados de tesorería que emite el Ministerio de Finanzas a menos de 365 días. Además, el BCE contrajo deudas con el gobierno central y con la banca privada, que llegaron a US$5.700 millones.

Según los economistas, el endeudamiento total del país asciende a US$65.000 millones, (citando datos del Ministerio de Finanzas) con lo cual, cada ecuatoriano debe US$4.000.

“Hay que encontrar caminos de reducción del gasto público, la carga tributaria es excesiva y un sistema tributario muy inorgánico que ocasiona distorsiones enormes en la toma de decisiones, especialmente de inversión”, dijo por su parte Simón Pachano.

Mencionó que en 18 años se ha duplicado el tamaño del Estado. En el año 2000 representaba el 21% del Producto Interno Bruto (PIB) y actualmente es del 40%. De ahí que recomendó “reducirlo de manera programada". "No estamos por medidas violentas o de shock, debe ser parte de un conjunto de decisiones”, remarcó.

El exministro de Economía ,Mauricio Pozo, indicó que el subsidio al gas representa US$300 millones y que aunque se eliminen los otros subsidios de los otros derivados no se lograría mucho.

“Si no se arregla el tema del gasto, lo único que ha hecho es ganar tiempo", dijo y explicó que si se piensa eliminar el subsidio al gas debe hacerse como parte de un programa integral completo.  En todo caso, consideró que él, particularmente, no se concentraría en el tema del gas porque "hay otros problemas más graves”.