París. Los franceses tendrán que trabajar dos años más antes de retirarse y los ricos tendrán que pagar más impuestos en un esfuerzo para evitar el déficit presupuestario, anunció este miércoles el gobierno de Nicolas Sarkozy.

En virtud del plan, que previsiblemente se encontrará con una fuerte resistencia sindical, la edad mínima para la jubilación se elevará gradualmente a 62 años para el 2018 desde los 60 actuales, dijo el ministro de Trabajo, Eric Woerth.

"Trabajar más, es inevitable", afirmó Woerth. "Todos nuestros socios europeos han hecho esto trabajando por más tiempo. No podemos evitar unirnos a ese movimiento", agregó.

Sarkozy espera que la reforma convencerá a los inversores nerviosos de que encara con seriedad la limpieza de las endeudadas finanzas del Estado, y permitirá a Francia mantener su preciada nota de deuda AAA.

Incluso con los cambios, Francia seguirá teniendo una de las más bajas edades legales de jubilación en el mundo desarrollado. Alemania planea elevar la edad de retiro a 67 años, mientras que Gran Bretaña e Italia la mantienen en 65.

Se prevé que el sistema de pensiones francés registre un déficit de 32.000 millones de euros (39.000 millones de dólares) en 2010.

De acuerdo a las tendencias actuales, ese déficit treparía por encima de los 100.000 millones de euros anuales para el 2050, con una población que vive cada vez más años, pero Woerth dijo que sus propuestas apuntan a que las cuentas estén equilibradas para el 2018.

Entre otras medidas, Woerth también dijo que será necesario trabajar al menos 41,5 años para 2020 para tener derecho a una pensión completa a los 62, frente a los 40,5 años actuales.

También anunció una serie de subidas de impuestos sobre las plusvalías y las rentas de inversiones, y dijo que el gobierno impondría una sobretasa de 1% en el segmento más alto del impuesto sobre la renta, elevando en 3.700 millones de euros los ingresos en el 2018.

"Aquellos que tienen más recursos que otros deben contribuir más que otros a financiar las jubilaciones", manifestó Woerth.