El presidente de Francia, Francois Hollande, declaró hoy que "en esta etapa" él se opone al tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), a menos que se respeten las normas para proteger a las empresas domésticas.

"En esta etapa de las negociaciones, Francia dice no al TTIP porque no estamos a favor del libre comercio sin reglas", dijo Hollande.

"Jamás aceptaremos cuestionar los principios esenciales para nuestra agricultura, nuestra cultura, la reciprocidad en el acceso a los mercados públicos", agregó el presidente francés.

Esta mañana, el ministro francés de Comercio, Matthias Fekl, dijo que "ahora es posible" un colapso en las conversaciones comerciales.

"Debido al enfoque que está siendo adoptado por Estados Unidos en la actualidad, es la opción más probable", dijo Fekl a la radiodifusora local Europe 1.

En una entrevista reciente, Fekl dijo que bloqueará las negociaciones del TTIP si no hay progreso para mejorar la transparencia, garantizar la seguridad alimentaria y facilitar el acceso de las compañías pequeñas y medianas europeas a los mercados estadounidenses.