Londres. Al menos 20 operadores de materias primas, varios de alto nivel, abandonaron el banco estadounidense Goldman Sachs en los últimos meses, un revés para el rey de las materias primas de Wall Street que ve escapar al talento a otras corredurías o fondos de cobertura que pagan más.

La salida de los operadores, según decenas de fuentes internas y de operadores, sigue a un éxodo de operadores de otros bancos rivales en los dos últimos años.

La huida es impulsada por menores ganancias y regulaciones más ajustadas en la industria, que le da a los fondos y casas comercializadoras mejores condiciones para operar y premiar el éxito.

Goldman Sachs dijo que las partidas no tendrán un impacto en sus operaciones.

"No estamos achicando nuestro negocio de materias primas. Sigue siendo una parte central de nuestra marca", dijo un portavoz de Goldman Sachs.

"Llenaremos las vacantes que necesitemos llenar", agregó.

Una fuente de Goldman Sachs dijo que las partidas de los operadores fueron una combinación de renuncias y de una reducción de puestos laborales, y que no eran específicas del área de materias primas, sino que se estaban dando en todo el banco.

Sin embargo, fuentes internas dijeron que las partidas fueron disparadas por bonos inusualmente bajos en Goldman, que en los últimos 20 años ha sido ampliamente reconocido como el más prestigioso y mejor pago de los cinco grandes bancos en materias primas, junto con JP Morgan, Morgan Stanley, Deutsche Bank y Barclays.

Semanas atrás, Reuters informó que Goldman Sachs había perdido el liderazgo por ingresos por operaciones de materias primas a manos de JPMorgan, de acuerdo con documentos presentados por las entidades a los reguladores.