La decisión de la Reserva Federal de no subir las tasas de interés la semana pasada y esperar hasta que exista más confianza de que la inflación se dirige hacia la meta del 2% del banco central es "apropiada", dijo el martes un funcionario de la Fed.

Calificando la actual estrategia de la Fed como una actitud "de esperar y ver", el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, uno de los miembros más moderados del banco central de Estados Unidos, dijo que la Fed se abstuvo de subir las tasas porque vio en marzo más riesgos para el panorama económico que los que existían en diciembre.

El último mes del 2015 la Fed subió las tasas por primera vez en casi una década y señaló que podría subir los tipos cuatro veces más durante este año.

La semana pasada, la Fed dejó sin cambios gran parte de sus previsiones económicas con respecto a diciembre, aunque la mayoría de sus funcionaros encargados de elaborar las políticas monetarias dijeron que esperaban sólo dos alzas de tasas este año.

"Necesitamos acelerar la inflación", dijo Evans.