Berlín. Una salida de Grecia de la zona euro sería manejable, dijo el funcionario Joerg Asmussen del Banco Central Europeo (BCE) según fue citado este lunes, aunque él preferiría que Atenas siguiera dentro del bloque de la moneda única.

También sostuvo que el Bundesbank no estaba aislado en Europa. El presidente del BCE, Mario Draghi, había apuntado al responsable del banco central alemán este mes por expresar sus reservas sobre los nuevos planes de compras de bonos del organismo.

Los comentarios sobre Grecia de parte del miembro de la junta ejecutiva del BCE, viceministro de Finanzas de Alemania hasta asumir el puesto a fines del año pasado, reflejan el creciente debate en Berlín sobre la posibilidad de prescindir de Grecia.

La mayoría preferiría no hacerlo pero un creciente número de parlamentarios e influyentes figuras han salido a decir que la zona euro es lo suficientemente fuerte como para responder a las consecuencias.

"Primero, mi preferencia clara es que Grecia debería seguir en la unión monetaria", dijo Asmussen, citado en una copia por adelantado de una entrevista prevista para la edición de este lunes del Frankfurter Rundschau alemán.

"Segundo, depende de Grecia asegurar eso. Tercero, una salida de Grecia sería manejable", agregó.

Pero Asmussen también advirtió que la eventual salida griega no sería tan ordenada como imaginan algunos: "estaría asociada con una pérdida de crecimiento y un mayor desempleo y sería muy cara: en Grecia, Europa en su conjunto e incluso en Alemania".

Dijo también que sería bueno que el mecanismo de rescate permanente de la zona euro, el MEDE, sucesor del FEEF, estuviera en funciones lo antes posible.

"El MEDE es un instrumento mejor para responder a la crisis que el FEEF", dijo, según fue citado.

La Corte Constitucional de Alemania ha dicho que dictaminará el 12 de septiembre sobre si el MEDE y el pacto fiscal son compatibles con la constitución alemana.

Alemania no puede ratificar los dos tratados sin el visto bueno de la corte y el MEDE no puede entrar en vigor sin el respaldo alemán.