Sao Paulo. La inflación de Brasil medida por el Indice General de Precios-Disponibilidad Interna se desaceleró en abril, aunque menos de lo esperado por el mercado debido a la presión de los sectores minorista y de la construcción, mostró este lunes un estudio privado.

El índice de inflación IGP-DI se desaceleró a un 0,50% en abril desde un avance del 0,61% en marzo, dijo la Fundación Getulio Vargas (FGV), que elabora el estudio.

El mercado esperaba que el indicador, en el que tiene una fuerte incidencia la inflación mayorista, se desacelerara a un 0,44%, según la mediana de las previsiones de analistas consultados por Reuters, cuyas estimaciones variaron entre un 0,38% y un 0,50%.

Entre los componentes del indicador, el Indice de Precios al Productor Amplio (IPA) se desaceleró a un 0,24%, frente a un 0,60% en la lectura previa.

El IPA agrícola avanzó un 0,66% en abril, menos que el alza del 1,08% de marzo, mientras que el IPA industrial registró una aceleración al 0,58%, desde un 0,42% previamente.

Las principales caída individuales de precios mayoristas correspondieron a la naranja, a la soja en grano, a la semilla de algodón, a la harina de soja y a las aves.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) se aceleró a un 0,95% en abril, frente a un avance del 0,71% en marzo.

Los costos del grupo de alimentos subieron un 1,04%, frente a un 0,98% en la lectura anterior.

Los precios de vestimentas se aceleraron a un 1,34% desde un 1,01% en marzo, mientras que los de transporte avanzaron a un 2,10% en abril, desde un 1,23% el mes anterior.

Las principales alzas en los precios minoristas se verificaron en la gasolina, la papa inglesa, el etanol, la leche de larga vida y el mango.

El Indice Nacional de Costos de la Construcción (INCC) se aceleró al 1,06% en abril, frente a un 0,43% en marzo.

En el año hasta abril, el índice IGP-DI acumula un alza del 3,07%, mientras que en los últimos 12 meses el avance llega al 10,84%.