Nueva York. Los futuros de los índices bursátiles de Estados Unidos subían este lunes, tras cuatro semanas de pérdidas, impulsados por un repunte mundial de las bolsas encabezado por los títulos defensivos.

Las bolsas europeas ganaban un 2,3% impulsadas por el sector petrolero. El índice de acciones mundiales MSCI subía un 0,4%.

Las acciones han sido presionadas por la creciente preocupación acerca de la salud de la economía tras una serie de cifras más débiles de lo esperado y por la crisis de deuda soberana en Europa.

El índice S&P ha perdido más de un 13% en lo que va de agosto y la reciente volatilidad ha resultado en seis días de las últimas dos semanas en que el índice ha perdido al menos un 4%.

Algunos inversores consideran que la velocidad y el tamaño de la caída sugería que el mercado podría estar sobrevendido.

Los futuros del S&P 500 subía 17,7 puntos, los futuros del promedio industrial Dow Jones sumaban 149 puntos y los futuros del Nasdaq 100 subían 35,25 puntos.

Wall Street cerró el viernes su cuarta semana de caídas.

El viernes sufrió pérdidas de más de un 1% porque la mayoría de los compradores dejaron el mercado antes del fin de semana. El creciente temor a otra recesión en Estados Unidos y a una desestabilización en el sistema financiero de Europa pesaron sobre las mentes de los inversores.