Los miembros del Grupo de Seguimiento de la Declaración de Estocolmo (G-16) ofrecieron este miércoles un mayor apoyo a Honduras.

El bloque de países se comprometió a ampliar la ayuda para el 2012 en materia de seguridad ciudadana, derechos humanos, programas sociales y seguridad alimentaria, luego de una reunión con los representantes del Gabinete Económico en Casa Presidencial.

Peter Versteeg, representante de la Unión Europea en Honduras, manifestó que el próximo año se ampliará el apoyo a Honduras mediante la ampliación del presupuesto a fin de garantizar la implementación de los programas y proyectos trazados en favor de la población.

El representante de la UE dijo que la inseguridad del país y de la región afecta a las familias más pobres, por lo que es necesario incrementar los esfuerzos en la ejecución de programas compactos que incluyan los factores necesarios para que se frene la delincuencia común, el crimen organizado y el narcotráfico.

Versteeg afirmó que la UE tiene un apoyo al sector de seguridad por nueve millones de euros y con la posibilidad de ampliarlo a 30 millones más para el 2012 y anunció además que espera aprobar 50 millones de euros adicionales, en los próximos días, en apoyo a las iniciativas sociales del gobierno.

En la reunión participaron los miembros del grupo de seguimiento conformado por representantes de Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Suecia, Japón, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Francia y Suiza.

La comitiva del gobierno estuvo encabezada por la ministra de la Presidencia, María Guillén.