Washington. El gasto en construcción en Estados Unidos subió inesperadamente en junio, ya que un incremento en la inversión en proyectos públicos contrarrestó el décimo quinto mes consecutivo de caída en la construcción privada no residencial, mostró el lunes un informe.

El gasto en la construcción subió en el mes a una tasa anual de US$836.000 millones, dijo el Departamento de Comercio. Analistas consultados por Reuters esperaban una caída del 0,5% en el gasto de junio.

El dato de mayo fue revisado para mostrar una caída del 1%, superior a la baja de sólo un 0,2% reportada inicialmente.

Pero en junio, el gasto en proyectos públicos subió un 1,5%, revirtiendo la baja de mayo. La inversión de los gobiernos locales y estatales en construcción creció un 1,1 tras bajar un 0,1 el mes anterior. El gasto a nivel federal aumentó un 4,6% a un máximo histórico de US$31.700 millones, mostró el informe.

Sin embargo, la inversión en construcción privada cayó un 0,6% a US$527.600 millones después de una baja del 1,4% en mayo.
El gasto privado fue afectado por un descenso del 0,8% en la construcción de viviendas, en un reflejo del fin de un popular crédito fiscal para la compra de casas.

Un informe del gobierno publicado el viernes mostró que la construcción de casas nuevas repuntó en el segundo trimestre, creciendo a su ritmo más rápido desde el período julio-septiembre de 1983.

El alza, que ayudó al conjunto de la economía a crecer en el segundo trimestre, indicó un impulso en la actividad inmobiliaria antes de que a fines de abril venciera el crédito fiscal.

El gasto privado en construcciones para uso comercial cayó un 0,5% en junio, sumando su décimo quinto mes de bajas, tras un descenso del 1,3% en mayo.