Asunción. El informe del Ministerio de Hacienda indica que al mes de octubre se mantiene la tendencia decreciente en la relación de gasto salarial e ingresos tributarios, donde de cada G. 100 que se recauda, G. 69 se usan para el pago de salarios (69%).

En el mismo periodo del año pasado la relación del gasto salarial y los ingresos tributarios era de cada G. 100 recaudado, G. 74 iban a cubrir salarios públicos, según el citado informe.

Expresa que el gasto salarial crece a una tasa marginal del 0,1% nominal, mientras que en términos reales hay una caída del 3,8%, lo que permite ir generando gradualmente mayor espacio fiscal para el aumento de la inversión física y social.

Añade, que comparando el desempeño de las finanzas públicas en la región, se puede ver que Paraguay es el país con el mayor ajuste del gasto salarial y el mayor crecimiento de la inversión pública.

“Por lo tanto, se mantiene una política fiscal con un ajuste racional, que fomenta la infraestructura y reduce gastos operativos, lo cual configura un perfil contra-cíclico que sostiene el crecimiento de la economía”, puntualiza el informe de Hacienda.

A pesar de que el gasto salarial se redujo en los últimos tiempos, sigue llevándose un gran porcentaje de los ingresos genuinos y si a esto se le suma los otros gastos rígidos, como jubilaciones y pensiones, deuda, estos terminan por consumir casi la totalidad de los recursos y la inversión en infraestructura queda supeditada al endeudamiento.