Washington. El gasto del consumidor estadounidense fue imprevistamente plano en abril pero el ingreso real disponible registró su mayor aumento en casi un año, a medida que el mercado laboral mejoraba y la inflación se mantenía contenida, mostró este viernes un informe del Gobierno.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto fue el más débil desde septiembre, cuando cayó 0,6%, tras un aumento no revisado de 0,6% en marzo.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que el gasto del consumidor, que normalmente representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, incrementara 0,3% el mes pasado.