Washington. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo al presidente Barack Obama que pretende quedarse en su puesto, informó el Tesoro en un comunicado emitido el domingo en la tarde.

"El secretario Geithner le hizo saber al presidente que planea quedarse en su puesto en el Tesoro", afirmó la asesora del secretario del Tesoro, Jenni LeCompte.

"El espera con ansias el importante trabajo que tiene de cara a los desafíos que enfrenta nuestra gran nación", agregó.

Geithner había deslizado que podría dejar su cargo luego de la aprobación del límite de la deuda, pero funcionarios indicaron que tanto Obama como el jefe de gabinete de la Casa Blanca habían urgido a Geithner a no dejar su puesto ahora.

En tanto, la Casa Blanca aplaudió la decisión de Geithner de permanecer en su puesto e indicó que Obama le había pedido que siguiera en el cargo.

"El presidente pidió al secretario Geithner que permaneciera en el Tesoro y da la bienvenida a la decisión", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El anuncio llega cuando la crisis de deuda en ambos lados del océano Atlántico llega a un punto álgido.

Funcionarios europeos están luchando por evitar que los problemas financieros se expandan de la periferia a economías centrales como la de Italia, mientras que funcionarios en Washington buscarán minimizar los efectos de que la clasificación del crédito del país fuera rebajada el viernes.

Geithner, el último miembro del equipo económico original de Obama que permanece en su puesto, no es ajeno a tormentas financieras. En su cargo previo como presidente de la Reserva Federal de Nueva York, jugó un rol central en la respuesta del Gobierno al colapso del mercado inmobiliario y la crisis crediticia del 2007-2009.

Ha presidido el Tesoro desde enero de 2009 y ha estado involucrado en todas las decisiones económicas clave del gobierno.