Toronto. El mundo asiste a un rápido traslado del poder y la influencia mundial desde Estados Unidos a China, señaló este lunes en Canadá el financiero multimillonario y filántropo George Soros.

Mientras Estados Unidos sigue empantanado en la crisis financiera que comenzó en su propio sistema financiero, China continúa funcionando de manera efectiva y acumula un gran superávit comercial, aseguró Soros en un discurso.

"La crisis allí fue puramente externa y el sistema salió indemne", comentó.

Los actuales sistemas de gobierno mundial están al borde del colapso, ya que el Grupo de los 20 países más avanzados y economías emergentes ha caído presa de tensiones internas, señaló.

China se ha convertido en el "motor" de la economía mundial y la inestabilidad política en el país asiático tendría consecuencias mundiales, dijo también.

Soros realizó estas declaraciones en una cena en Toronto tras recibir un premio del Consejo Internacional Canadiense.

El hecho de que la divisa china está esencialmente vinculada al dólar dificulta la resolución de los desequilibrios comerciales mundiales, dijo Soros.

Pero la devaluada moneda china también tiene su parte de responsabilidad en la eficacia del gobierno del país porque le permite transferir riqueza de los que la ganan al Gobierno a través de las reservas de divisas, que ascienden a casi US$2,4 billones, comentó. Añadió que el gobierno chino tiene más opciones de política monetaria que el de Estados Unidos porque tiene un sustancial superávit comercial.

China debe comenzar a asumir más responsabilidad para ayudar a conseguir el orden financiero mundial, dijo.

"China ha subido muy rápidamente mirando sólo sus propios intereses. (...) Ahora tienen que aceptar la responsabilidad del orden mundial y, por lo tanto, los intereses de otras personas también", explicó.

"Si mantienen su rumbo actual, se crearán conflictos", vaticinó.

Además, Soros dijo que el euro está "claramente aquí para quedarse" debido al compromiso de la Unión Europea con la unión monetaria, expresado con su decisión de poner un paquete de rescate a disposición de Grecia este año.

Los temores en torno a la deuda soberana se han convertido en el tema predominante en los mercados financieros en los últimos meses debido a los problemas de algunas economías periféricas europeas, concluyó.