Londres. Colombia no tiene planes de intervenir en el mercado cambiario incluso si el peso se llega a depreciar entre 10% y 15%, dijo a Reuters el martes el gerente del banco central Juan José Echavarría.

Al igual que muchas de las monedas de mercados emergentes, el peso colombiano se ha debilitado este año, en medio de la fortaleza del dólar debido a la tendencia de alzas de tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Pero hasta ahora el declive de la moneda colombiana ha sido menos severo que la depreciación del peso argentino o el peso mexicano.

Aunque existe el temor de que el enorme déficit de cuenta corriente de Colombia la deje vulnerable a un contagio, Echavarría descartó una intervención.

Aunque existe el temor de que el enorme déficit de cuenta corriente de Colombia la deje vulnerable a un contagio, Echavarría descartó una intervención.

"De ninguna manera, incluso si tuviésemos una devaluación de 10% ó 15%", declaró en una entrevista con Reuters en Londres. "(Una caída del) 10% no es un problema en absoluto", añadió.

El ejecutivo dijo que tampoco no preveía que el banco central fuera a elevar sus tasas de interés, ni siquiera el próximo año, pero añadió que "mucho depende del tipo de cambio" del peso.

Echavarría tampoco ve razones para que las turbulencias de los mercados emergentes influyan en las decisiones de política monetaria de la Fed.

"Ellos tienen que hacer su trabajo, cada país tiene que hacer su trabajo. No creo (que el presidente de la Fed, Jerome) Powell aumente o reduzca las tasas de interés por los mercados emergentes. Lo mejor para los mercados emergentes es que la Fed haga lo que necesite hacer para la inflación o el crecimiento", aseveró.