Buenos Aires. Argentina controlará las operaciones de compra o venta de títulos mayores a 40.000 pesos (US$9.120) para prevenir operaciones de lavado de dinero y financiación al terrorismo, dijo este viernes el Boletín Oficial.

Agregó que las operaciones mayores a al monto mínimo deberán contar con una declaración jurada que respalde el origen del dinero invertido.

"La presente resolución tiene por objeto establecer las medidas y procedimientos que los sujetos obligados deberán observar para prevenir, detectar y reportar los hechos, actos, operaciones u omisiones que puedan provenir de la comisión de los delitos de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo", dijo el Boletín Oficial.

La declaración jurada deberá contar con datos personales y detalles referidos al origen y licitud de los fondos, bienes o activos con que se realiza la misma.

"Tratándose de operaciones donde los montos involucrados igualen o superen la suma de 200.000 pesos (US$49.800), deberá requerirse, asimismo, la documentación respaldatoria que permita corroborar fehacientemente lo expresado en la declaración jurada", dijo el Boletín.

Argentina, tercera economía de América Latina y miembro del G-20, ajusta sus controles para cumplir con reglas internacionales para no ingresar en la denominada "lista gris" del GAFI (FATF, por su sigla en inglés), un cuerpo intergubernamental que busca promover y desarrollar políticas locales y globales para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo.