Argentina.  El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, sostuvo hoy que en el análisis de las cadenas de valor "vemos un ardid impulsado por comerciantes y empresarios inescrupulosos, que pretenden afectar el poder adquisitivo de las familias y los consumidores".

"Muchos empresarios y empresas que tienen posición dominante en el mercado fijan precios de referencia, y sacan sus utilidades aumentando paralelamente el flete", entre otras maniobras, dijo el jefe de Gabinete.

Pidió en ese sentido "denunciar trampas en precios" por parte de empresarios, "que los fijan en dólares, no los publican en la página web, sólo lo hacen por vía telefónica, o instrumentan múltiples operatorias que pretenden crear incertidumbre".


Entre las prácticas de "manipulación", Capitanich señaló a aquellas empresas que "fijan precios mediante descuentos preferenciales; o promueven estrategias de desabastecimiento o alteración de los patrones de calidad".

También identificó a "aquellos que dicen: no vendemos por esta empresa y crean una empresa paralela a un precio diferencial; o los que interrumpieron unilateralmente las cuentas corrientes".

Capitanich recordó que entre los mecanismos de monitoreo figura la información en tiempo real sobre las operaciones, a través del sistema informático que registra la facturación -los controladores fiscales de la AFIP- que "nos permite identificar el nivel de comportamiento de precios".

"Hemos identificado las maniobras, recibimos las denuncias correspondientes y estamos actuando a través de la cadena de valor y los acuerdos que pretendemos propiciar, abordar e instrumentar en el transcurso de esta semana", señaló el funcionario.