Buenos Aires. El proyecto de reforma tributaria ingresará este lunes al Congreso Nacional como anticipó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien señaló que la iniciativa refleja lo discutido con los gobernadores y los distintos sectores consultados en las últimas dos semanas.

La reforma tributaria se aplicará en forma gradual, con una rebaja de los impuestos “en un período de cinco años”, lo que a juicio del gobierno dará “mucha certidumbre”.

Los cambios impositivos tendrán un impacto del 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en cinco años con un impacto neutro en término de recursos, porque bajará el nivel de evasión impositiva y permitirá que la economía crezca más rápido, se asegura desde el Palacio de Hacienda.

Los objetivos generales de la reforma buscarán promover la inversión, la competitividad y el empleo de calidad, avanzar hacia un sistema tributario más equitativo, eficiente y moderno, reducir drásticamente la evasión impositiva y cumplir con las metas fiscales.

Los empresarios reclaman una rebaja en la presión tributaria del país austral, que ronda el 33%, y cambios en las reglas laborales que elevan los costos de producir localmente y les quitan competitividad a sus productos frente a los importados.

Además, con las reformas el Gobierno busca bajar la evasión impositiva, un problema muy extensivo en Argentina, y ampliar la base de contribuyentes para mejorar las cuentas públicas.

*Con información de Télam y Reuters