El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, consideró este martes que el fallo del juez norteamericano Thomas Griesa que autorizó al Citibank a pagar títulos bajo legislación argentina por US$85 millones "remarca una vez más su parcialidad" a favor de los fondos buitre.

"El juez Griesa autoriza a pagar bonos con vencimiento en diciembre pero posterga la definición sobre cuestiones de fondo para 2015, haciendo caso al pedido de los fondos buitre", dijo el funcionario nacional en conferencia de prensa desde Casa de Gobierno.

Además, Capitanich lamentó que por tercera vez el magistrado neoyorquino diera autorización a un banco a pagar los bonos bajo legislación argentina, y dijo que quedó demostrado que "los bonos con ley argentina no son deuda externa y están fuera del alcance del juez".

El ministro coordinador lamentó también que se haya postergado sin fecha la audiencia entre las partes prevista para el 9 de diciembre próximo.

El jefe de Gabinete señaló además que "las contradicciones en las que ha incurrido el juez Griesa sólo agregan confusión e incertidumbre" al asunto.

Por otra parte, Capitanich remarcó que el Banco de la Nación Argentina desmintió que esté siendo investigado por presunto lavado de dinero, una información que surgió a partir de una nota publicada en The Wall Street Journal y fue reproducida por medios locales.

Para Buenos Aires, Griesa posterga dar una decisión definitiva sobre estos títulos en perjuicio de los "miles de tenedores de bonos que han sido "tomados de rehén" y en favor de los intereses de los fondos especulativos.

El juez Thomas Griesa dio luz verde a Citibank este lunes para efectuar el pago a los bonistas de deuda reestructurada con vencimiento el 31 de diciembre de 2014 por un valor de 85 millones de dólares.

Citibank, que ya había sido autorizado otras dos veces a realizar el pago, apeló el desbloqueo de los bonos en dólares emitidos bajo legislación argentina pero el juez dio un mes de tiempo a los fondos especulativos para presentar argumentos en contra.

Sin embargo, Griesa anunció también ayer que la audiencia correspondiente a esa decisión, programada para el 9 de diciembre, se pospone hasta después del 1 de enero de 2015.

* Con información de Télam y EFE.