Buenos Aires. Argentina está en vías de registrar un fuerte superávit fiscal y comercial, y el sólido crecimiento este año continuará hasta 2011, declaró el ministro de Economía, Amado Boudou.

El funcionario de gobierno señaló que no se esperan problemas durante 2011, debido a que el crecimiento de este año se expandirá al próximo.

El banco central argentino proyecta que el producto interno bruto se expanda entre 8,9% y 9,5% este año gracias al consumo privado y la expansión de las exportaciones a Brasil y China. El PIB se expandió sólo 0,9% el año pasado debido a la crisis financiera internacional, según datos gubernamentales.

El fuerte crecimiento impulsa los ingresos tributarios y Argentina proyecta cerrar el año con un superávit fiscal cercano a 1,4% del PIB, dijo Boudou.

Boudou estimó además un superávit para fin de año superior a los US$11.000 millones.