“Convoco a esos trabajadores que quieren trabajar a que se inscriban en el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda. Los vamos a llevar a construir caminos”, afirmó el ministro de esta cartera de Estado, Wálter Delgadillo.

La convocatoria hecha por Delgadillo se debe a que el secretario general de la Confederación Sindical de Trabajadores en Construcción de Bolivia (CSTCB), Valerio Ayaviri, informó que el incremento del precio del cemento está causando el despido de los trabajadores de la construcción.

Ayaviri dijo no creer en las declaraciones del ministro Delgadillo porque muchos de sus compañeros se quedaron sin trabajo, aunque no dio a conocer las cifras y porcentajes de los trabajadores que pararon en sus actividades.

Sin embargo, Delgadillo indicó que en el país hay déficit de mano de obra en la construcción que ha derivado en que se tenga que llevar gente desde el occidente al oriente. “El desempleo está en 5%, pero calculo que es bastante más bajo, porque tenemos déficit de mano de obra en todos los caminos y tenemos dificultades”, aseveró el ministro de Estado.

El Ministro de Obras Públicas agregó que el impacto del aumento del precio del cemento en la construcción será del 1%, el cual podrá ser absorbido por todas las empresas constructoras.