En un plazo de dos a tres años se conocerán los resultados de la inversión que se realice con los US$500 millones de los bonos soberanos. El gobierno explicó que ése es el tiempo que durará la construcción de una carretera aunque, en el caso de los puentes, el lapso es mucho menor.

“Los puentes van a ser (entregados) en menos tiempo porque son mucho más cortos y ahí vamos a tener un rédito mucho más rápido, las carreteras sí van a tomar su tiempo de dos a tres años, no es inmediato”, aseguró ayer el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora.

Bolivia retornó el lunes 22 de octubre a los mercados mundiales de capital con la colocación de bonos soberanos a diez años por US$500 millones y con una tasa de interés anual del 4,875%. La operación se efectuó después de generar una demanda de hasta US$4.217 millones en los inversionistas.

En una entrevista concedida el jueves a La Razón, el ministro Arce dijo que el lunes se recibirán los  US$500 millones por la emisión de los bonos, los cuales serán invertidos este año en carreteras y en proyectos productivos. De existir un saldo, éste será anotado en el presupuesto reformulado correspondiente a la gestión 2013.

La ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, declaró que los recursos provenientes de los bonos serán destinados a la construcción de caminos en el norte del país, incluido el departamento de La Paz. “Hemos hecho una reunión con el presidente (Evo Morales) y ya se han asignado recursos a proyectos de infraestructura para completar (…) la red fundamental en el norte del país, también en el departamento de La Paz”, señaló Viviana Caro.

Según el sitio web de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), el secretario general de dicha entidad, Antonio Mullisaca, adelantó que se construirán 1.000 kilómetros de carreteras en Beni, Pando y en el norte de La Paz. Estos proyectos comprenden una inversión de US$500 millones.

Por otra parte, el ministro Arce afirmó que con la emisión de los bonos soberanos se posicionó al país a nivel internacional como una de las economías estables de la región. “No es un tema de plata, éste es un tema de posicionamiento del país a nivel internacional, y lo hemos logrado, todos los medios internacionales han reflejado la exitosa colación de bonos bolivianos en el mundo”, puntualizó.

En total, el Estado boliviano deberá pagar a los poseedores de los títulos US$24 millones en interés cada año. En diez años, el monto llegará a la suma de US$240 millones. Al respecto, Arce justificó el pago del interés y aseguró que no “es la única deuda” que se paga porque se cancelan compromisos que fueron asumidos por gobiernos anteriores.

“Son más de US$300 millones que anualmente el país paga por los intereses”. “Entonces, cómo no va a ser un rédito para el pueblo boliviano el construir carreteras y el hacer puentes con estos dineros”, se preguntó el ministro Arce.

La COB pide carreteras. El secretario general de la Central Obrera Boliviana (COB), Simeón Jaliri, pidió al Gobierno agilizar los proyectos para generar empleo y acceso a regiones que no tienen caminos.