El gobierno boliviano modificará las proyecciones que realizó para este año sobre indicadores como la inflación y el crecimiento de la economía. Así lo informó este lunes el ministro del sector, Luis Arce Catacora.

“Estamos reevaluando todo el programa financiero, el crecimiento del año anterior y vamos a hacer próximamente una presentación del plan de gobierno, de los indicadores macroeconómicos a la prensa”, señaló.

El Presupuesto General del Estado (PGE) 2011 contempla un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 5,04% y un nivel de inflación del 4% para la presente gestión.

Según el ministro, los precios de los productos de la canasta familiar ya están retomando los niveles previos al alza en el costo de los carburantes, medida que fue anulada. “Ustedes han visitado los mercados el sábado. Yo estaba ahí comprando con varios compañeros, los precios están cayendo, están volviendo a la normalidad”, dijo a los medios.

Consultado sobre la agenda económica para este año, el ministro señaló que la misma buscará la continuidad de la estabilidad macroeconómica y el incremento en las Reservas Internacionales del país.

Con relación a esos últimos recursos económicos administrados por el Banco Central de Bolivia (BCB), anunció que “vamos a empezar su utilización para hacer inversiones productivas, como ya lo hemos mencionado (...). Vamos a ir en esa línea de generar mayor capacidad productiva”.