El gobierno boliviano ratificó este martes que el incremento salarial para esta gestión será superior al 10%, porque empleadores y empleados deberán negociar sobre la base de dicho porcentaje.

Así lo informó el ministro de Trabajo, Félix Rojas, quien dijo que la disposición está en sujeción a la Resolución Ministerial 189/11 emitida por su despacho, la cual reglamenta el incremento salarial establecido en el decreto 809.

“La presente resolución tiene por objeto reglamentar la aplicación del incremento salarial dispuesto en el artículo séptimo del Decreto Supremo 809 de 2 de marzo de 2011, cuya base de negociación es el 10% a la remuneración básica en el sector privado”, indica la resolución ministerial.

La norma establece que el incremento deberá ser acordado entre empleadores y los representantes de los trabajadores. Según el artículo segundo de la resolución ministerial, el aumento salarial para los ejecutivos, gerentes y directores de las empresas o instituciones privadas no es obligatorio, salvo acuerdo entre empleadores y empleados.

“Las empresas o instituciones privadas, podrán determinar en favor de trabajadores y trabajadoras, otros porcentajes de incremento salarial, siempre que no se establezcan porcentajes inferiores al 10%, toda vez que el Decreto Supremo 809 dispone la base del incremento y no un tope máximo del mismo, con excepción de lo descrito en el parágrafo precedente”, menciona el parágrafo III del artículo segundo de la resolución.

Asimismo, la resolución establece que el incremento se aplicará a todos los trabajadores sin importar la modalidad de contratación, así como para aquellos que iniciaron su relación laboral entre los meses de enero y marzo de la presente gestión.

“De optarse por la aplicación del incremento salarial inversamente proporcional, señalado en el artículo 7 del Decreto Supremo 809, éste será en beneficio de los trabajadores y trabajadoras que perciban menor remuneración básica con relación a quienes gozan de mayor remuneración básica”, sostiene el artículo tercero de la resolución ministerial.

Sancionarán a las empresas. El ministro de Trabajo, Félix Rojas, advirtió ayer en conferencia de prensa que los empresarios que no acuerden con los trabajadores el alza salarial sobre la base del 10% serán sancionados. Rojas explicó que la decisión asumida es en cumplimiento a la Resolución Ministerial 189/11.

Además, los empleadores deberán acordar y presentar ante las jefaturas departamentales y regionales de Trabajo los convenios salariales hasta el 31 de mayo de este año. "En caso de existir indicios de falsedad en la información consignada en el formulario de declaración jurada de incremento salarial y en la documentación adjunta, se iniciarán las acciones penales consiguientes”, afirmó Rojas.