El gobierno brasileño anunció este martes que recortará los impuestos a la importación en el país de 157 productos, entre los bienes de capital y equipo electrónicos.

El Ejecutivo brasileño renovó la concesión de derechos de importación inferiores a 17 productos y cortó los impuestos de otros 140. Las tasas de impuestos para los bienes de capital cayeron del 14 al 2% y el impuesto sobre equipos informáticos y de comunicación cayó del 16% al 2%.

Ninguno de los productos incluidos en el corte se produce en Brasil. Los impuestos más bajos permitirán a las empresas importar maquinaria necesaria a costos más bajos con el fin de impulsar la producción y la eficiencia en el sector industrial del país.

El gobierno estima que los sectores que más se beneficiarían de la medida son los que fabrican piezas de automóviles, ferrocarriles, servicios, petróleo, telecomunicaciones, y el papel.

Con la reducción, el gobierno tiene por objeto garantizar inversiones por unos US$1.690 millones.

Varios proyectos de gran envergadura, como la mejora de la red ferroviaria para impulsar el transporte de producción hasta los puertos, una fábrica de neumáticos en el estado de Bahía, y un proyecto para reducir la cantidad de azufre en el combustible de los vehículos en el estado de Minas Gerais, deben ser algunos de los principales beneficiados por la medida.

La reducción de impuestos se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2013 para los equipos de comunicación y hasta el 31 de diciembre de 2014 los bienes de capital.