Sao Paulo. El ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, anunció en Sao Paulo un paquete de medidas para estimular el mercado de capitales, entre las que figura la exención de impuestos de renta sobre las ganancias de capital en las inversiones de empresas de pequeño y mediano porte.

De acuerdo al ministro, la exención es válida para aquellas empresas con un valor de mercado inferior a 700 millones de reales (US$319 millones).

"Queremos permitir la expansión de esas empresas (de pequeño y mediano porte) en Brasil", afirmó Mantega en un encuentro celebrado en la sede de la Bolsa de Sao Paulo.

Según el funcionario, el impacto fiscal de las medidas será pequeño debido a que solamente once empresas consideradas medianas actúan actualmente en la bolsa.

"El órgano recaudador fiscal todavía está haciendo los cálculos de las exenciones, pero será un valor pequeño, algunas decenas de millones de reales", comentó el titular de Hacienda.

El ministro anunció también la creación de un grupo de trabajo integrado por el gobierno, la Bolsa de Sao Paulo y la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM) para presentar una propuesta que permita simplificar las reglas de recaudación del Impuesto de Renta.

Confirmó además la prórroga hasta finales de 2020 de la exención de impuestos de renta en la inversión de personas físicas y extranjeros en emisiones de títulos de deuda destinadas a financiar proyectos de infraestructura.