El gobierno brasileño estudia gravar con mayores impuestos a la franja más rica de la sociedad para compensar las posibles consecuencias políticas de las medidas de ajuste fiscal, según informó la prensa local.

El ministro de Planificación y encargado del presupuesto, Nelson Barbosa, informó de esa decisión al bloque de senadores del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), dijo la senadora oficialista Gleisi Hoffmann al diario Folha de Sao Paulo.

"Barbosa nos dijo lo siguiente: 'estamos estudiando y habrá medidas que alcanzarán al piso de arriba (por las clases altas)'", aseguró Hoffmann, quien fue jefa de ministros en el primer mandato de la presidenta Dilma Rousseff, de 2010 a 2014.

Según Hoffmann, el bloque de senadores del PT presentó sus propuestas frente al ajuste de gastos que prepara el Gobierno para lograr un superávit primario del 1,2% del Producto Interno Bruto (PIB), una meta anunciada por el ministro de Economía, Joaquim Levy, para 2015.

"Nosotros le dijimos que las medidas (del paquete de ajuste) eran importantes pero que creíamos que era muy importante que tuviéramos algunas que alcanzaran a quienes tienen renta mayor en la sociedad, sea en el área tributaria o en otras", declaró Hoffmann.

Si bien Hoffmann se negó a dar detalles sobre las posibles medidas, Folha de Sao Paulo publicó que entre las iniciativas está el impuesto a las grandes fortunas, una de las banderas históricas del PT.