Río de Janeiro. El ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, aseguró hoy que  "ciertamente" el desempleo empezará a caer a partir de 2017, después de que hoy se conociera que la tasa de paro en el país subió al 11,8 por ciento en el trimestre finalizado en agosto, la mayor en cuatro años y medio.

"La expectativa es que sí, el año que viene. El empleo tiene un cierto desfase en relación a la actividad económica. Cuando la actividad comenzó a dar señales de empeoramiento ya en 2014, el desempleo todavía estaba bajo", dijo el ministro a la prensa.

"Con el crecimiento de la economía, evidentemente la retomada del empleo sucederá inevitablemente, no inmediatamente. Por lo tanto, creemos que durante 2017, ciertamente. Y con el crecimiento acentuado y continuado de la economía en los próximos años, entonces sí que de hecho, el desempleo tenderá a caer de forma consistente. Lo importante es el crecimiento sostenible", completó Meirelles.

El Gobierno brasileño divulgó hoy que la tasa de desempleo en el trimestre acabado en agosto llegó al 11,8 por ciento o 12 millones de personas.

Preguntado si además de la desaceleración del desempleo, el año que viene también registrará la creación de puestos de trabajo, Meirelles dijo que  "no tiene duda"  de que ello ocurrirá  "en los próximos trimestres".

El responsable de la Hacienda brasileña admitió que la situación económica del país  "es muy seria" y recordó que Brasil  "continúa en recesión" y que  "es prematuro decir que ya comenzó la recuperación".