Sao Paulo. El próximo gobierno brasileño tendrá indicadores favorables, con la economía en expansión y la deuda neta bajando en los próximos años, dijo el ministro de Planificación, Paulo Bernardo, en una entrevista publicada el domingo en el diario O Globo.

La deuda neta debería caer a 3º% del producto interno bruto para 2014 y el país probablemente reduzca el déficit del presupuesto nominal a cero en el próximo gobierno, dijo Bernardo.

La deuda neta de Brasil, o la deuda total menos las reservas internacionales y otro efectivo del gobierno, tocó 42,2% del PIB en abril, mientras que el déficit nominal en el año a abril sumó 3,24%  del PIB.

"El tema de cuestionar la deuda se acabará", dijo Bernardo en la entrevista con Globo. "Nadie volverá a hablar de esto", agregó.

Brasil, la mayor economía de América Latina, tendrá elecciones generales en octubre.