Brasilia. El gobierno central de Brasil, integrado por el gobierno federal, por el Banco Central y por la Seguridad Social, registró un superávit primario de 1.272 millones de reales (US$627M) en junio, informó este martes el Tesoro Nacional.

En mayo, el superávit alcanzó los 1.787 millones de reales (US$880,8M).

En el primer semestre del año, el saldo acumulado se mantiene positivo en 48.085 millones de reales (US$23.702M), por debajo de los 55.993 millones de reales (US$27.600M) registrados en la primera mitad del 2011.

La reducción fue consecuencia de la rebaja de 7.000 millones de reales en el superávit del Gobierno federal, a 68.900 millones de reales entre enero y junio pasados.

Mientras que la Seguridad Social registró un déficit de 20.600 millones de reales en el semestre pasado, contra 19.500 millones de reales.

Por su parte, el Banco Central presentó un déficit de 289 millones de reales, un 22,6% menos que el año anterior.

Las cuentas del Gobierno federal mostraron mayores impactos por la desaceleración de la economía en junio. La recaudación de impuestos federales del mes anterior fue de 81.107 millones de reales, con una baja real de un 6,55% en comparación a igual mes del 2011.

La persistente dificultad para el despegue de la actividad brasileña llevó al Gobierno a reducir su previsión de crecimiento para el Producto Interno Bruto a un 3 por ciento desde un 4,5% este año.

El banco central, por su parte, redujo su proyección para este año a un 2,5% desde un 3,5%.