Santiago. El gobierno chileno anunció que se hará un nuevo plan de reforma al mercado de capitales, denominado MKB (Mercado de Capitales Bicentenario), informó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Los cambios se sustentan en siete pilares: una reforma tributaria; ampliar el acceso de las personas y empresas al sector financiero; incrementar la competencia y la fiscalización; integrar al mercado local al resto del mundo; profundizar la liquidez y el acceso al sistema financiero; y crear un marco para la innovación y el emprendimiento.

En materia tributaria se buscará simplificar la administración tributaria en las operaciones de renta fija. También se cambiará el tratamiento al Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se aplica para la administración de fondos, con el fin de mejorar la industria de exportación de servicios.

También se creará el Servicio Nacional al Consumidor Financiero, que regulará el segmento de los créditos entregados por los bancos, compañías de seguros y otras instituciones, informó La Tercera.

El ministro explicó que se establecerán medidas para disminuir la asimetría en la información y permitir un mayor acceso de las personas el mercado financiero.

Respecto a la información y transparencia del mercado, se promoverá la integración de las bolsas locales, tanto a nivel interno como externo, para así aumentar la profundidad y liquidez de los mercados.

El gobierno chileno también continuará avanzando hacia la instalación de una comisión de valores y se entregará una mayor autonomía a la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.

En el ámbito que el ejecutivo llamó mercado de capitales para la clase media y la pyme, la idea es fomentar el aumento de la bancarización y el ahorro de las familias, bajar los costos asociados a la oferta pública de valores y una nueva ley de fondos de inversión.

Para potenciar el acceso al crédito de las personas y las pymes se quiere crear instrumentos y alternativas de financiamiento más barato. Junto con ello se establecerá la creación de instrumentos de alto rendimiento, estatutos especiales para la banca de nicho y micro crédito, y el fomento a la inclusión de la minería en el mercado de valores.