El gobierno chileno anunció este miércoles un plan de US$1.200 millones para apoyar la construcción de viviendas destinadas a la clase media, una medida que busca apoyar la recuperación de la economía tras la fuerte desaceleración del año pasado.

El programa tiene como objetivo mejorar los subsidios para la clase media, construir 35.000 viviendas y fortalecer al estatal Banco Estado para que facilite el proceso con créditos mejorados.

"Todo esto además va a dar un fuerte impulso a la economía, pues va a crear más de 90.000 nuevos empleos", aseguró la presidenta, Michelle Bachelet, durante el lanzamiento del plan.

"Estos proyectos y estos recursos deben iniciar obras en el primer semestre y deben completar la construcción de las 35.000 viviendas en un plazo máximo de 18 meses", agregó.

Según estimaciones oficiales y del mercado, la economía de Chile -el mayor productor mundial de cobre- habría crecido bajo el 2% el año pasado, su menor ritmo desde el 2009, y en el presente ejercicio sólo mostraría una moderada recuperación.

La medida anunciada por la mandataria se suma a un plan de concesiones en infraestructura pública por unos 6.000 a US$8.000 millones adicionales y a un programa para agilizar inversiones del sector privado por US$6.000 millones, entre otros.

Además, el presupuesto de la nación contempla un alza del gasto público del 9,8% para este año, en línea con la intención del Gobierno de contrarrestar la debilidad de la economía.

El anuncio de Bachelet podría llevar a la industria a modificar sus estimaciones para este año, luego de que en noviembre la asociación de empresas privadas del sector pronosticó que la inversión en construcción crecería apenas un 0,6% en el 2015, a unos US$25.907 millones.

El crecimiento promedio histórico del sector alcanza el 5,8%.

El plan de vivienda podría además impulsar a acciones de empresas del rubro que están listadas en la Bolsa de Santiago, dijeron expertos.

"Las que podrían verse favorecidas seguramente van a ser Socovesa y Paz, y quizá un poco también Moller&Perez-Cotapos, que tienen una rama asociada a vivienda social", dijo Jorge Sepúlveda, analista de construcción de EuroAmerica.

Aparte de Paz Corp, Socovesa y Moller&Perez-Cotapos, en la industria de contracción en Chile participan firmas como Salfacorp, Besalco y Echeverría Izquierdo.